Tártaros


La mezquita tartara del pueblo Bohoniki
La mezquita tartara del pueblo Bohoniki

Polonia recuerda a los Tártaros tanto bien como mal. Habían unos Tártaros malos, los que invadieron a Polonia, y los buenos, que ayudaron en la victoria contra el imperio Otomán.
En Polonia no hay que ir muy lejos al Este para ver una mezquita. Si uno va al pueblo de Bohoniki o Kruszyniany, va a encontrar a las mezquitas de madera del principio del siglo XVIII. Ahora en Polonia hay casi 3 mil de seguidores de Mahoma.
Hoy, los Tártaros polacos son exactamente los descendientes de los caballeros tártaros que ayudaron a nuestro rey, Juan Sobieski en las batallas contra los Turcos. Las tierras en esos pueblos recibieron como el agradecimiento de parte del rey.
Y aunque el pueblo tartrato de Polonia ya habla polaco, todavía hay familias que saben usar el alfabeto árabe, y tienen una autonomía cultural, religiosa y tradicional.
Solo se pueden casar con una mujer (como es la ley estatal de aquí), sin embargo son diferentes las tradiciones y celebraciones nupciales, más parecidas a las de Tunes o Turquía.
Cada viernes se celebra las oraciones en las mezquitas. No son pues unas estatuas muertas. Cerca de las mezquitas en las colinas se sitúan los cementerios, donde se puede ver las tumbas con medialuna característica.

Tártaros
google logo
linkedin logo